El Via Crucis

Las estaciones, en torno a la Cruz de la Unidad Monumental en los jardines del Santuario, se erigieron en el año 2003 como regalo para nuestro Padre Fundador, el Padre José Kentenich, al celebrar los 50 años del Santuario del Exilio en Milwaukee (18.10.1954).

El Padre Fundador señala:

“Debemos atraer desde lo alto a la Santísima Virgen. Atraerla desde el mismo cielo, porque debe tener un lugar entre nosotros y ser por encargo de Dios, la principal educadora.Nosotros nos quedamos en segundo plano y queremos que Ella nos eduque”.

Así, María educó a su instrumento como “otro Cristo”, conduciéndolo por las 14 estaciones del Vía Crucis, en sus 14 años de exilio en Milwaukee - EE.UU. donde, en obediencia a la voluntad de Dios y en obediencia y amor a la Iglesia, configuró su  vida con la del Salvador.

Desde el Santuario de Schoenstatt en Campanario, queremos acompañar a Cristo Jesús rezando el Vía Crucis; dejarnos educar por María y como otros Cristos, seguirlo a Él junto a su Compañera y Colaboradora, la Santísima Virgen.

Cada estación de este Vía Crucis está acompañada con los sucesos más importantes  de la vida del Padre Kentenich en sus 14 años de exilio en Milwaukee.

“El Vía Crucis es un camino que me desprende totalmente de los últimos  restos de perturbaciones egocéntricas. Es el camino que me permite estar de pie, un camino para el que he estado  preparado desde hace muchos años y que me llena de gran alegría. Es el camino de la perfecta libertad de los hijos de Dios, el que desemboca en la eternidad… Recemos a menudo el Vía Crucis, en lo posible diariamente y la vida del Salvador se nos revelará en forma renovada y profundizada”.

 

 

Primera estación: Jesús es condenado a muerte

AÑO 1951 en el exilio del P.Kentenich

El Santo Oficio en Roma envía los decretos que llevan al Padre Kentenich al exilio

 

Segunda estación: Jesús carga la Cruz

AÑO 1952 en el exilio del P.Kentenich

El Padre José Kentenich parte desde el Santuario de Bellavista, Santiago de Chile, al lugar del exilio, la Casa Provincial de los Padres Pallottinos en Milwaukee, EE.UU.

 

Tercera estación: Jesús cae por primera vez

AÑO 1953 en el exilio del P.Kentenich

El Papa Pío XII no firma el decreto del Santo Oficio que ordena la disolución de la Obra de Schoenstatt (según testimonio de la hermana Pascalina, responsable de la casa del Santo Padre).

 

Cuarta estación: Jesús encuentra a su Madre

AÑO 1954  en el exilio del P.Kentenich

Octubre 18: Bendición del “Santuario de Milwaukee”, EE.UU. construido en los jardines de la casa de los Padres Pallottinos donde vive el Padre Kentenich. Cuarenta años del Acta de Fundación de la Obra de Schoenstatt (1914).

 

Quinta estación: Simón de Cierne ayuda a Cristo cargar la Cruz

AÑO 1955 en el exilio del P.Kentenich

El Padre José Kentenich cumple 70 años. “María se glorificará. No debemos desanimarnos ni cansarnos de hacer lo nuestro”.

 

Sexta estación: Verónica ofrece un velo a Jesús

AÑO 1956 en el exilio del P.Kentenich

Junio 7: El Santo Oficio no reconoce a la Obra de Schoenstatt como fundación propia, sino, en dependencia de la Comunidad de los Padres Pallottinos. Crece la necesidad de una nueva “pars motrix et centralis” para la Obra de Schoenstatt.

 

Séptima estación: Jesús cae por segunda vez

AÑO 1957 en el exilio del P.Kentenich

Sigue la difícil situación entre el Santo Oficio, las comunidades de la Obra de Schoenstatt y los Padres Pallottinos en relación al Padre Kentenich en su rol de fundador.

 

Octava estación: Jesús encuentra a las mujeres que lloran

AÑO 1958 en el exilio del P.Kentenich

El Santo Oficio rehúsa la solicitud de autonomía de la Obra de Schoenstatt.

 

Novena estación: Jesús cae por tercera vez

AÑO 1959 en el exilio del P.Kentenich

Semana Santa: el Padre José Kentenich ayuda en la parroquia alemana de San Miguel en Milwaukee. Poco después, es nombrado párroco. Así, las prédicas dominicales, las confesiones y las visitas a las casas de sus fieles, le permiten un mayor contacto con las personas.

 

Décima estación: Jesús es despojado de sus vestiduras

AÑO 1960 en el exilio del P.Kentenich

Rumores y calumnias que deshonran la imagen del Padre José Kentenich.

 

Undécima estación: Jesús es clavado en la Cruz

AÑO 1961 en el exilio del P.Kentenich

El Santo Oficio prohíbe al Padre José Kentenich “la celebración de la misa, aunque sólo por el espacio de cinco días. Algunos Padres Pallottinos, dirigentes en la Obra de Schoenstatt, deben abandonar Schoenstatt (Alemania) y dejar su trabajo apostólico.

 

Duodécima estación: Jesús muere en la Cruz

AÑO 1962 en el exilio del P.Kentenich

Las dificultades en torno al regreso del Padre José Kentenich, se ponen cada vez más confusas, se considera como imposible su regreso. Alguien dijo ese año: “Sólo en el ataúd volverá a Schoenstatt”.

 

Decimotercera estación: Jesús es depositado muerto en el regazo de María

AÑO 1963 en el exilio del P.Kentenich

Audiencia del Cardenal Antoniutti con el Papa Pablo VI que inicia una completa reevaluación del caso “Schoenstatt”.

Diciembre 15: Proclamación del Paralelo Bellavista - Stuttgart por el Instituto Nuestra Señora de Schoenstatt, Región de Stuttgart, en Alemania. Este acontecimiento está ligado interiormente al regreso del Padre desde el exilio.

 

Decimocuarta estación: Jesús es puesto en el sepulcro

AÑO 1964 en el exilio del P.Kentenich

La Santa Sede aprueba la independencia jurídica de la Obra de Schoenstatt”.

 

Decimoquinta Estación: La Resurrección de Jesús

AÑO 1965 en el exilio del P.Kentenich

  • Septiembre 13: Al Padre Kentenich se le transmitió un telegrama de la Curia General de los Pallottinos, que le ordenaba la vuelta inmediata a Roma.
  • Octubre 22: Pablo VI confirma la resolución de los cardenales del Santo Oficio. Así acabó oficialmente el destierro del Padre Kentenich. El 22 de octubre de 1951 había dejado Schoenstatt, y desde entonces habían transcurrido exactamente 14 años.
    Diciembre 22: El Santo Padre Pablo VI recibe en audiencia al Padre Kentenich. El Padre Fundador le regala un cáliz.
  • Diciembre 24: El Padre José Kentenich retorna a Schoenstatt y celebra en esa Nochebuena su primera y última misa, después de su regreso, en el Santuario Original.